sábado, 29 de octubre de 2016

El Corán




القرآن

   el Corán



Traducción de Abdel Ghani Melara Navío




El Corán es la Revelación en lengua árabe de nuestro Creador a su mensajero Muhammad, cuidadosamente conservada en su forma íntegra y original por los fieles musulmanes “Realmente Allah ha concedido una gracia a los creyentes al enviarles un Mensajero salido de ellos mismos que les recita Sus signos, los purifica y les enseña el Libro y la Sabiduría; ya que antes estaban en un extravío evidente” (Sura 3: Aleya 164). Es una Revelación completa para el hombre “No hemos omitido nada en el Libro” (Sura 6: Aleya 39), “es una aclaración precisa de cada cosa” (Sura 12: Aleya 111).
 Y una confirmación de lo que fue enviado a los profetas anteriores: Abraham, Moisés, David, Jesús, etc. “Allah, no hay dios sino Él, el Viviente, el Sustentador. Ha hecho que descienda sobre ti el Libro con la Verdad confirmando lo que ya había, al igual que hizo descender la Torá y el Evangelio anteriormente como guía para los hombres. Y ha hecho descender el Discernimiento” (Sura 3: Aleyas 1-3).
 “Hoy los que se niegan a creer han perdido las esperanzas de acabar con vuestra Práctica de Adoración. No los temáis a ellos, temedme a Mí. Hoy os he completado vuestra Práctica de Adoración, he culminado Mi bendición sobre vosotros y os he aceptado complacido el Islam como Práctica de Adoración.” (Sura 5: Aleya 4)



1. La Sura que Abre (el Libro)

En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)       Las alabanzas a Allah, Señor de los mundos.
(2)       El Misericordioso, el Compasivo.
(3)       Rey del Día de la Retribución.
(4)       Sólo a Ti te adoramos, sólo en Ti buscamos ayuda.
(5)       Guíanos por el camino recto,
(6)       el camino de los que has favorecido,                     
(7)       no el de los que son motivo de ira ni el de los extraviados


2. Sura de la Vaca

En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)       Alif, Lam, Mim. Ese Libro, sin duda, contiene una guía para los temerosos (de su Señor).
(2)       Esos que creen en el No-Visto, establecen la oración y de la provisión que les hemos asignado, dan.
(3)       Y esos que creen en la Revelación que se hizo descender sobre ti y en la que se hizo descender antes de ti; y de la Otra Vida tienen certeza.
(4)       Ellos son los que van en una dirección de su Señor y son los que tendrán éxito.
(5)       A los que se niegan a creer, es igual que les adviertas o que no les adviertas, no creerán.
(6)       Allah les ha sellado el corazón y el oído y en los ojos tienen un velo. Tendrán un inmenso castigo.
(7)       Hay hombres que dicen: Creemos en Allah y en el Último Día, pero no son creyentes.
(8)       Pretenden engañar a Allah y a los que creen, pero sólo se engañan a sí mismos sin darse cuenta.
(9)       En sus corazones hay una enfermedad que Allah les acrecienta. Tendrán un doloroso castigo por lo que tacharon de mentira.
(10)  Cuando se les dice: No corrompáis las cosas en la tierra, responden: Pero si sólo las hacemos mejores.
(11)  ¿Acaso no son los corruptores, aunque no se den cuenta?
(12)  Y cuando se les dice: Creed como han creído los hombres. Dicen: ¿Es que vamos a creer como los necios? ¿No son ellos los necios sin saberlo?
(13)  Cuando se encuentran con los que creen, les dicen: Creemos. Pero cuando se quedan a solas con sus demonios, les dicen: La verdad es que estamos con vosotros y sólo queremos burlarnos.
(14)  Allah se burlará de ellos y los dejará vagar errantes fuera de los límites.
(15)  Esos son los que han cambiado la guía por el extravío; su negocio no ha prosperado y no están guiados.
(16)  Se parecen a quienes encienden un fuego y cuando alumbra en torno a ellos, Allah se lleva la luz y los deja a oscuras, sin ver.
(17)  Sordos, mudos y ciegos, no podrán volver (de su extravío).
(18)  O como el que está en medio de una tormenta donde hay tinieblas, truenos y relámpagos. El estampido del rayo al caer, les hace taparse los oídos por temor a la muerte. Pero Allah tiene rodeados a los incrédulos.
(19)  A punto está el relámpago de quitarles la vista. Cada vez que les alumbra andan, pero cuando se hace oscuro, se detienen. Si Allah quisiera les quitaría el oído y la vista. Es verdad que Allah tiene poder sobre todas las cosas.
(20)  ¡Hombres! Adorad a vuestro Señor que os ha creado a vosotros y a los que os precedieron. Tal vez así os guardéis.
(21)  El ha hecho para vosotros de la tierra un lecho y del cielo un techo, y hace caer agua del cielo y que gracias a ella broten frutos, que son para vosotros provisión. Así pues, no atribuyáis iguales a Allah una vez que sabéis.
(22)  Y si tenéis alguna duda sobre lo que hemos revelado a Nuestro siervo, venid vosotros con una sura igual; y si decís la verdad, llamad a esos testigos que tenéis en vez de Allah.
(23)  Mas si no lo hacéis, que no lo haréis, temed al Fuego cuyo combustible son los hombres y las piedras, preparado para los incrédulos.
(24)  Y dales la buena noticia a los que creen y practican las acciones de bien, de que tendrán jardines por cuyo suelo corren los ríos. Cada vez que se les provea con frutos de estos jardines para que se alimenten, dirán: Esto es lo mismo que antes se nos daba.  Sin embargo lo que se les dé, sólo será parecido. Allí tendrán esposas puras y serán inmortales.
(25)  Allah no se avergüenza de utilizar un ejemplo cualquiera, ya sea un mosquito o algo de más importancia. Los que creen, reconocerán la verdad procedente de su Señor, pero los que se niegan a creer, dirán: ¿Qué pretende Allah con este ejemplo? Extraviar con él a muchos y guiar a muchos. Pero sólo los que se apartan de la obediencia se extraviarán.
(26)  Esos que rompen el pacto con Allah después de haberse comprometido. Separan lo que Allah mandó mantener unido y corrompen en la tierra. Esos son los perdidos.
(27)  ¿Cómo es que no creéis en Allah si estabais muertos y os dio la vida, luego os hará morir y de nuevo os dará la vida y volveréis a Él?
(28)  Él es Quien creó para vosotros todo cuanto hay en la tierra. Luego, dirigió Su  voluntad al cielo y conformó siete cielos en perfecto equilibrio. El conoce todas las cosas.
(29)  Y cuando tu Señor dijo a los ángeles: Voy a poner en la tierra a un representante Mío. Dijeron: ¿Vas a poner en ella a quien extienda la corrupción y derrame sangre mientras que nosotros Te glorificamos con la alabanza que Te es debida y declaramos Tu absoluta pureza? Dijo: Yo sé lo que vosotros no sabéis.
(30) 



El Corán contiene 6236 Aleyas establecidos en 114 Suras.
“¡Siervos míos que os habéis excedido en contra de vosotros mismos, no desesperéis de la misericordia de Allah, es verdad que Allah perdona todas las faltas, pues Él es el Perdonador, el Compasivo! Y volveos a vuestro Señor y someteos a Él antes de que os llegue el castigo, pues luego no seréis socorridos. Y seguid lo mejor de lo que se os ha hecho descender procedente de vuestro Señor antes de que os llegue el castigo de repente sin que os deis cuenta.” (Sura 39: Aleyas 50-52)